Cómo comercializar a gran escala a su pequeña empresa y de forma eficaz

Las pequeñas empresas no cuentan con el tiempo ni presupuestos de mercadeo ilimitados. Por lo tanto, cuando están comenzando, hace más sentido enfocarse en unos cuantos canales de mercadeo clave en lugar de querer hacerlo todo al mismo tiempo.

“A los propietarios de pequeñas empresas siempre les aconsejo que limiten la cantidad de comienzos que tienen”, dijo la asesora de mercadeo para pequeñas empresas, Jacqui Genow. “Vea si están funcionando y mida su efectividad”. Pero a medida que crezca su empresa o en cuanto note que algo no está funcionando, será necesario que se diversifique y pruebe nuevas estrategias de mercadeo para atraer nuevos clientes y hacer crecer su negocio. Independientemente de lo que decida hacer, el esfuerzo que ponga en la creación de relaciones con sus clientes siempre se considerará que es tiempo bien aprovechado.

Ben Lane, administrador de Judy Pound Cakes en Memphis, Tennessee, dice, “Si las personas creen en su producto y usted tiene un buen producto, éste se comercializará por sí solo. Pero a nadie le importa su producto tanto como a usted, así que mientras más se de a conocer dentro de la comunidad y mientras más trabaje para promocionarse, mejor.”

A continuación le indicamos cómo implementar sus tácticas de mercadeo a gran escala de manera práctica y cómo decidir cuándo ha llegado el momento de agregar iniciativas de mercadeo adicionales.

Primero aclaremos los conceptos básicos

Antes de que invierta tiempo y dinero en cosas como tweets con patrocinio o en una campaña de tarjetas postales por ejemplo, asegúrese que su mensaje en general sea claro, que sus teléfonos estén listos y que su sitio web esté actualizado y que sea fácil para los clientes navegarlo para obtener más información y contactarlo. “Sin eso, cualquier recurso que utilice directamente en un canal de mercadeo, ya sea publicidad pagada o redes sociales, se desperdiciará”, dijo Genow.

Si su sitio web tiene enlaces dañados o su mensaje pre-grabado no le indica con claridad a las personas que llamaron al lugar correcto, esos errores podrían desilusionar a los clientes potenciales y así perder la venta. Invierta su tiempo en actualizar su sistema telefónico o sitio web antes de lanzar cualquier campaña de mercadeo nueva.

Algunas veces un pequeño cambio en su proceso interno podría lograr que su estrategia de mercadeo funcione mejor y más eficazmente. Genow señaló el trabajo que realizó con una firma de abogados: “Los clientes actuales y anteriores son la mejor fuente de recomendaciones para cualquier empresa. Por lo tanto, la firma decidió que querían mantenerse en contacto con sus clientes”, dijo.

Querían que ella creara una campaña por email. Ella pronto se dio cuenta que a su base de datos le faltaba las direcciones de email de más de la mitad de sus clientes. Una vez se aseguraron de obtener la dirección de email, como una prioridad durante la primera llamada del cliente, lograron mantenerse en contacto con ellos de mejor manera por medio de email.

Aproveche al máximos sus estrategias de mercadeo actuales

No siempre será necesario implementar una campaña de mercadeo totalmente nueva, o crear una estrategia partiendo de cero. Para aprovechar al máximo el tiempo y dinero de su empresa, que le ha costado tanto ganar, primero debe sacarle el máximo provecho a sus estrategias de mercadeo actuales. Si ya ha tiene publicidad en el periódico local, folletos y ha promocionado su negocio en un evento por ejemplo, asegúrese de haberle dado a estas estrategias una buena oportunidad antes de probar algo nuevo. Haga la prueba con varios anuncios en el periódico durante unas cuantas semanas para ver si obtiene resultados, o si hay algo más que pueda hacer durante los eventos para marcar la diferencia, invierta ahí.

Si intenta hacer mucho al mismo tiempo, corre el riesgo de dispersar su presupuesto de mercadeo demasiado. Además, no se recomienda que abandone los métodos que le han traído resultados en el pasado solo por probar algo diferente o por algo que ha ganado popularidad recientemente. Aproveche al máximo sus programas de mercadeo actuales antes de avanzar hacia el siguiente.

Encuentre a sus clientes en el lugar indicado

Solo porque una pequeña empresa vecina obtuvo resultados al utilizar un nuevo y llamativo folleto o con una campaña en Instagram, no significa que su empresa debería intentar utilizar las mismas tácticas. Las estrategias de mercadeo más exitosas se enfocan en los lugares (en línea o en persona) en donde sus clientes potenciales se encuentran actualmente y no en la plataforma de mercadeo que está de moda ese mes.

Por ejemplo, LinkedIn podría ser la plataforma correcta para que una pequeña empresa de reclutamiento logre conexiones de clientes potenciales, pero probablemente no tiene ningún sentido para una empresa que ofrece servicios a padres primerizos. Esta empresa podría encontrar a sus clientes en clases de Mami y Yo o en grupos locales de Facebook para familias jóvenes. En tal caso, dejar folletos en la clase de Mami y Yo o publicar anuncios segmentados en Facebook podrían ser mejores métodos para promocionarse ante dicho público. Averigüe en dónde se encuentran sus clientes, preguntándoles directamente o realizando una investigación en línea acerca de los hábitos e intereses de su grupo objetivo.

Crear relaciones con los clientes por medio de entrega de muestras fue lo que le permitió a Judy Pound Cakes expandir su base de clientes afuera de Memphis. Ahora, envían sus pasteles a todo Estados Unidos y los venden en tiendas locales, incluyendo a Whole Foods Market en Memphis. Debido a la naturaleza de su negocio, esta empresa descubrió que la comercialización en persona es su táctica más poderosa: “Creo que la mejor manera de promocionarse a sí mismo es en persona para que el cliente sienta la confianza en su producto”, dijo Lane.

Muchas veces, los propietarios de pequeñas empresas promocionan a sus empresas ellos mismos, por lo que Genow aconseja que “averigüe si hay métodos que hagan sentido en cuanto a su grupo objetivo [público] que al mismo tiempo sea algo que al propietario de la empresa le guste hacer y en lo que sobresalga”. Si piensa que las redes sociales son una tarea, podría ser que no haga un trabajo eficiente o que lo deje de último en su lista de quehaceres. En lugar de forzarse a hacer una publicación en Instagram o a tomar videos divertidos, podría decidir enfocarse en otros canales de mercadeo. Si que su empresa aparezca en ciertos canales de mercadeo es lo suficientemente importante, vea si hay alguien de su equipo, un familiar o un amigo que le encanten las redes sociales y que puedan ayudarlo a promocionar a su empresa. Podría también decidir subcontratar ese aspecto de su empresa.

Subcontrataciones estratégicas

Si cuenta con el dinero para poder subcontratar parte de sus esfuerzos de mercadeo, podría hacer más sentido hacerlo en lugar de pasar horas tratando de averiguar cómo hacer un banner en línea o pensando en el texto para un folleto, especialmente si no le agrandan estas tareas.

Averigüe sobre las diferentes opciones de subcontratación en línea como a través de trabajadores independientes que pueden utilizarse para tareas por proyectos, o Fiverr, un servicio perfecto para empresarios. Si desea subcontratar su trabajo de diseño gráfico, explore nuestros servicios aquí.

Recuerde que los asesores o agencias de mercadeo también tienen límites sobre lo que pueden hacer. Si tiene procesos desorganizados, por ejemplo que usted o sus empleados no contestan el teléfono de manera profesional o no responden los emails rápido, podría traer como resultado que sus iniciativas de mercadeo fallen. Tenga una visión clara de sus metas y procesos antes de contratar a alguien que se encargue de sus iniciativas de mercadeo, para que pueda así aprovechar al máximo el rendimiento de la inversión.

La mejor manera de comercializarse a gran escala es hacerlo gradual y estratégicamente para que pueda ir perfeccionando sus tácticas mientras va sobre la marcha y averiguar así qué funciona y qué no. “Siga un plan y no permita convertirse en una víctima del síndrome del objeto brillante”, dijo Genow. “Los planes pueden cambiar a medida que reciba nueva información, pero cuando no tiene un plan, termina perdiendo dinero”.

A continuación le presentamos una lista de pasos que puede utilizar para implementarr nuestros consejos para la comercialización a gran escala:

Primero aclaremos los conceptos básicos

  • Asegúrese que el mensaje general de su empresa esté claro.
  • Verifique que su sitio web y sus materiales de mercadeo estén actualizados.
  • Perfeccione cualquier proceso interno que requiera arreglos.
  • Manténgase en contacto con sus clientes anteriores para obtener recomendaciones.
  • Reúna y lleve un control con la información correcta de sus clientes.

Aproveche al máximos sus estrategias de mercadeo actuales

  • Haga una lista de sus estrategias de mercadeo actuales.
  • ¿Cuáles han sido los resultados de cada una? Asegúrese de llevar un control de estos y futuros resultados para que pueda determinar si su índice de éxito ha mejorado.
  • Elija un par de estrategias en las que desee invertir más tiempo.
  • Observe los resultados colectivos.
  • Identifique nuevos métodos que desee probar.

Encuentre a sus clientes en el lugar indicado

  • Averigüe en dónde se encuentran sus clientes, preguntándoles directamente o realizando una investigación en línea.
  • Enfoque sus estrategias de mercadeo en dichos lugares.
  • Busque oportunidades de mercadeo en base a dónde se encuentra su mercado objetivo.
  • Continúe entablando relaciones con sus clientes.
  • Subcontrate o pida ayuda con las tareas cuando sea necesario.

Subcontrataciones estratégicas

  • Identifique cuáles son las tareas de mercadeo que no le gustan o las que ocupan demasiado tiempo.
  • Piense en un miembro de su equipo, familiar o amigo que le pueda ayudar.
  • Subcontrate todo lo que esté afuera de su área de experiencia o vea la posibilidad de hacer un intercambio de servicios.
  • Utilice las plataformas de subcontratación en línea para encontrar servicios.
  • Evalúe el valor en general del trabajo subcontratado para asegurarse que está alineado con sus objetivos de mercadeo.

Sobre el autor

Susan Johnston Taylor escribe sobre temas de mercadeo y pequeñas empresas para The Atlantic, The Boston Globe, Learnvest, Entrepreneur y Fast Company. Puede seguirla en Twitter @UrbanMuseWriter.

Artículos relacionados

5 consejos para trabajar con los diseñadores

Descubra cómo puede ayudar a un diseñador a convertir sus sueños en realidad.
Leer más

Navegando en el mar de la monotonía

Averigüe cómo desarrollar una estrategia de mercadeo eficaz y tácticas de diferenciación de productos que ayuden a que su empresa destaque en el mar de la monotonía.
Leer más